NOTICIAS

El comercio analiza la situación del sector en la Comunidad y reclama medidas para favorecer el consumo

21/03/2014

El comercio analiza la situación del sector en la Comunidad y reclama medidas para favorecer el consumo

Rafael Vaello, presidente de Comerç In y miembro del Comité Ejecutivo de Coeval, traslada las inquietudes del sector de nuestra ciudad.

El pasado jueves 13 de marzo, la Confederación de Empresarios del Comercio Valenciano (CECOVAL), de la que es vicepresidente Rafael Vaello (presidente de Comerç In y miembro del Comité Ejecutivo de Coeval) mantuvo sendas reuniones para abordar la situación del sector.

En un primera reunión, que acogió la presencia del presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC), Manuel García-Izquierdo, y su secretario general, repasaron diferentes aspectos que preocupan al sector.

Por lo que respecta a las ventas, el sector lleva 38 meses consecutivos de descenso en las ventas y demostrando en todo ese tiempo una gran fortaleza en el mantenimiento del empleo, y aunque el repunte de la campaña de Navidad hacían vislumbrar una tímida recuperación del consumo en este año 2014, la evolución de estos primeros meses está haciendo desvanecer esa débil esperanza.

La evolución de las ventas en el comercio minorista ha seguido la misma evolución que el cosumo de los hogares, aunque con caídas más pronunciadas. Los datos del Índices de Coemrcio Minorista revelan caídas del -7% (2012) y -3.9% (2013) anual. Por CCAA, en ambos años, la Comunidad Valenciana, -8.4% (2012) y -3.4% (2013).

Las ventas caen en Enero un -0,2% respecto a enero de 2013, una décima por debajo de las cifras de diciembre de 2013 donde finalmente cayeron un -0,1%.

El estacamiento del consumo y la caída de las ventas hacen que el sector atraviese una situación difícil.

Respecto a la reforma fiscal que actualmente prepara el Gobierno, la patronal del comercio hace hincapié en la necesidad de no adoptar decisiones que mermen la capacidad adquisitiva del consumidor y que vengan a penalizar la actividad empresarial, apelando por una reforma fiscal no articulada en base a incrementos impositivos que graven el consumo. Asimismo, ambas organizaciones del comercio, nacional y autonómica, reclaman una mayor implicación y colaboración con las organizaciones por parte de la Administración, a la hora de impulsar planes estratégicos, de dinamización y promoción comercial, que puedan favorecer el consumo.

Además de insistir en el impacto negativo de algunas medidas y costes importantes como el gasto energético, el nefasto impacto que supuso la subida del iva, por lo que no se debe volver a subir este impuesto; la eliminación, sin ninguna consulta, de la parte parte que el Fogasa asumía en los despidos de las pymes; así como el coste que supone las tasas bancarias cuando los clientes pagan sus compras con tarjeta bancaria. Éste último problema, ya está siendo abordado por la Comisión Europea, que ha acogido las diferentes exigencias del sector en este aspecto.

Respecto a la liberalización comercial, CECOVAL recuerda que es la conselleria el organismo competente, más concretamente la Dirección General de Comercio, y no los ayuntamientos de los municipios, la encargada de velar por el cumplimiento de la normativa en materia de horarios comerciales para así poder garantizar el equilibrio de los diferentes formatos comerciales en toda la comunidad autónoma.

Otro de los aspectos tratados fue la necesidad de financiación tanto para las empresas como para los particulares, como una de las vías de salida de la actual situación negativa del sector.

 

Toda esta batería de temas, se trasladaron posteriormente en la reunión mantenida con el Conseller de Economía, Máximo Buch, y la Directora General de Comercio, Silvia Ordiñaga, en la que se trataron y analizaron para que fueran conocedores de la situación de primera mano del sector y puedan tomar medidas al respecto.