NOTICIAS

CONSEJOS: EL ALUMINIO - LAS COPAS DE VINO

08/03/2012

En el siguiente video-consejo Rafa Vaello, del comercio El Aluminio, dedicado al menaje del hogar en general. En este consejo que nos da Rafa nos habla sobre las copas de vino, cuales deben de ser sus características generales y sus características para cada tipo de vino.

A la hora de tomar un buen vino, solemos dejar de lado un elemento básico: las copas.
¿Cómo elegir la copa apropiada? Generalmente depende de lo que se vaya a tomar, así que veamos de qué se tratan estas reglas.

Primero establezcamos que las copas deben tener sus curvas en los lugares adecuados. Esto significa que el fondo debe ser redondeado para ayudar a airear el vino y dejar que se desarrolle su aroma adecuado. También debe finalizar cónica hacia el interior en la parte superior de la copa, para que la esencia no se escape.

El cristal debe ser claro, liso e incoloro. Una copa alisada y transparente nos permite ver mejor la calidad y brillantez del vino. El brillo de un vino se realza también con un cristal de buena calidad. Cuanto más delgado el cristal, mejor.

El tamaño estandarizado de una copa por las normas ISO es de 5 centímetros de alto por 10 de fondo y un ancho de 6,5 cm. Las copas más pequeñas son generalmente los más recomendables al momento de la degustación.

Aunque hay que aclarar que un mismo talle no es para todos los vinos. Cuanto más añejo sea el vino, más aire precisa para desprender su mejor aroma y equilibrar el poder tánico y la fruta. Los vinos más jóvenes precisan un fondo más grande y una boca más cerrada.

Como vemos, las copas tienen un significado muy importante y un motivo justificado al momento de su elección. Por lo tanto, no debemos dejar que pasen desapercibidas.