NOTICIAS

CONSEJOS: ALIMENTA - EL ACEITE DE ONAGRA

03/05/2012

Desde el comercio Alimenta, dedicado a la dietética nutrición, nos da el siguiente video-consejo Raquel Andrés, donde nos habla acerca del aceite de onagra, sobre su utilización debido sus propiedades y beneficios sobre nosotros.

El aceite de Onagra o Prímula está de moda ya que entre sus propiedades destacan sus beneficios sobre la piel y la regulación del ciclo menstrual.
El conocimiento de sus propiedades nos ha llegado sobre todo a través de la tribu americana de los Ojiwas. Desde hace unas décadas su uso ha tomado un gran auge ya que se ha descubierto que los ácidos que posee son precursores de unas moléculas reguladoras llamadas prostaglandinas.
Estas moléculas pueden funcionar de un modo semejante a las hormonas, por lo tanto, pueden promover o colaborar en:

1. Favorecer la elasticidad e hidratación de la piel. El aceite de Onagra o Prímula es muy útil para aquellas personas que pese a utilizar cremas y aceites hidratantes continúan siempre con la piel seca. Puede ser útil en casos severos en los que incluso las palmas de las manos se agrietan llegando incluso a sangrar. En estos casos se suele recomendar que se aplique también a nivel externo. Nos hidrata, pues, de dentro hacia fuera.

2. Su contenido en fitoestrógenos hace que algunos ginecólogos la recomienden, en muchos casos, para aliviar los síntomas de la Menopausia (sofocos o calores, sequedad en las mucosas, etc.)

3. El aceite de Onagra o Prímula suele aliviar a muchas mujeres que sufren el Síndrome premenstrual (irritación, hinchazón, migrañas, etc.) gracias al poder antiinflamatorio de las Prostaglandinas

4. Puede ser útil en enfermedades cardiovasculares ya que colabora disminuyendo la presión arterial (favorece la dilatación de los vasos sanguíneos) y evitando la agregación plaquetaria. Esto hace que las plaquetas (y el colesterol) no se adhieran unas con otras y ocasionen una trombosis.

5. Algunos médicos y especialista lo aconsejan cuando necesitamos inhibir procesos inflamatorios (sobre todo los crónicos como Artrosis, Artritis, etc.)