NOTICIAS

CONSEJOS: BORJA ÓPTICOS - LAS LENTILLAS

07/06/2012

Este video-consejo nos lo trae Belén Ferrero de Borja Ópticos, comercio dedicado a la venta de lentes de contacto, gafas de sol y la salud de nuestra vista en general. En este consejo nos explican, el cuidado que tenemos que tener con las lentillas, para no abusar de su uso y no pasen a ser perjudiciales para nuestros ojos.

Hay que tener presente, aunque a veces nos olvidemos que las llevamos puestas, que hay que cumplir con los horarios.
Puede que un horario que nos haya ido bien durante mucho tiempo, de repente, notamos que ya los ojos nos pican, se enrojecen y ya no las aguantamos tan bien. ¿Algo estamos haciendo mal?. ¿Habré abusado?. Pues la respuesta generalmente es SÍ.
Normalmente la gran mayoría de los problemas asociados al uso de las lentes de contacto se deben; por un lado al abuso de horas y por otro a problemas relacionados con la suciedad de las lentillas.
Como norma general se puede establecer “el horario partido”, consiste en dividir el día en dos jornadas de 4 a 6 horas cada una con una interrupción de 2 horas de descanso en medio. Con ello conseguimos la rehidratación de las células corneales y restablecer su metabolismo, de forma que volvemos a tener el tejido corneal preparado para volver a ponerlas durante otras 4 ó 6 horas.
Pero no todo el mundo puede descansar, a veces las jornadas son de 8 o 10 horas continuadas, en estos casos, se hace necesario un control periódico, ya que hay gente que puede llevarlas sin ningún tipo de problemas, pero es necesario establecer quién puede hacerlo y quien no, en base al tipo de lentilla que use y a la calidad de su lágrima. Si la lentilla es la adecuada y el usuario también, podrá hacerlo sin ningún tipo de problemas. Incluso, existen lentillas para dormir con ellas y despreocuparse, pero no todo el mundo puede usarlas ni tampoco son las más recomendables.
Recuerda lavarte las manos bien antes de colocarte las lentillas y a la hora de quitarlas. Toma como costumbre a la hora de guardarlas, frotarlas con la yema del dedo índice contra la palma de la mano con un poco de producto de limpieza, con esta acción eliminarás la suciedad acumulada, y posteriormente enjuágalas con producto de limpieza. De ahí a su estuche.