NOTICIAS

CONSEJOS: IKEBANA - CONSERVACIÓN DE LAS PLANTAS NATURALES

29/06/2012

Aquí os dejamos este video-consejo donde Jose Manuel Bonastre de Ikabana, comercio dedicado a la floristería, nos da una serie de consejos para mantener en un buen estado nuestras plantas naturales el mayor tiempo posible.

Tras recibir un ramo de flores uno de los aspectos que más nos interesa es que nos dure el mayor tiempo posible. La flor cortada tiene una vida limitada pero dependiendo del cuidado que le ofrezcamos responderá estando bonita más tiempo. También debemos saber que hay flores mucho más duraderas que otras. Así por ejemplo un tallo de orquídeas puede durar hasta tres semanas, pero el tallo de una rosa no conseguiremos que aguante más de 4 o 5 días. Así sin querer pedir peras al olmo os damos los siguientes consejos:
- Si se trata de flores que nosotros mismos hemos recogido de nuestro jardín o balcón, lo mejor es recolectarlas a primera hora del día.
- Una vez colocadas las flores o el ramo en el jarrón evitar que éstas reciban el sol directo y temperaturas altas que provengan de la calefacción etc
- Pulverizar con agua las flores una vez al día así propiciaremos un ambiente húmedo que evitará que los pétalos se marchiten rápidamente.
- Con unas tijeras limpias o mejor con un cuchillo afilado hacer un corte en bisel a los tallos cortando unos 2 o 3 cm. Con esta práctica abrimos de nuevo los canales de absorción de agua y la flor se hidratará a mayor velocidad. Como lo hemos hecho en bisel los tallos no descansarán completamente en el fondo del jarrón y así no se destruirán estos pasos de agua. Este trabajo hay que hacerlo a diario.
- Añadir conservante floral al agua y si no disponemos de él añade una aspirina, sale más caro, pero es efectivo.
- Limpiar completamente de hojas la parte de los tallos que va a estar dentro del jarrón
- Cambia el agua del jarrón todos los días aprovechando el momento para cortar de nuevo los tallos y limpia el jarrón. El principal problema de las flores cortadas es que los conductos por los que absorbe el agua se obstruyan, ésto ocurre cuando el agua no se cambia pues proliferan algas y bacterias y cuando no cortamos pues se cierra el paso del agua
- Si por algún motivo las flores se han marchitado muy pronto puedes conseguir rehidratarlas sumergiéndolas por completo en agua tibia y colocándolas en un lugar oscuro. Cuando el agua se enfríe (si las flores eran frescas) probablemente se habrán recuperado.
Si tenemos en cuenta estos consejos que son muy sencillos de seguir conseguiremos que nuestros ramos duren mucho más.