NOTICIAS

CONSEJOS: CALZADOS POPPINS - ¿COMO GUARDAR EL CALZADO DE TEMPORADA?

13/09/2012

Hoy os traemos este video-consejo desde el comercio Calzados Poppins, dedicado al calzado. En este consejo Paqui nos habla sobre como cuidar y guardar el calzado de temporada para que no se estropee tan rápidamente.

Lo primero que deberíamos hacer es limpiar bien el calzado.
Las sandalias deben lavarse bien con agua caliente y un cepillo si son de plástico o con un trapito húmedo si son de cuero, y sobretodo esperar a que estén bien secas para guardarlas.
Con zapatos cerrados o botas comenzaremos limpiando suelas y tacones, repasándolos con un cepillo de cerdas suaves o bien con un algodón húmedo. Es conveniente limpiar también el interior, y si el olor es fuerte, lo limpiaríamos dejando bicarbonato un par de horas en el interior del zapato y luego pasaríamos el paño húmedo. Si son de cuero,  el secreto es darles una pasada con crema hidratante para que el cuero se mantenga hidratado hasta la próxima temporada.
Una vez bien limpios, lo ideal es guardarlos en un ambiente oscuro, ni muy seco ni húmedo.
Las cajas o bolsas de tela originales son la mejor opción para guardar el calzado, por lo que conviene conservarlas. Pero si no las hemos guardado, podemos colocarlos todos dentro de una caja grande, procurando separar unos de los otros con papel de seda y bolsas de plástico individuales.
Si tenéis algún zapato especial y queréis que mantenga su forma original y se pliegue lo menos posible, podéis utilizar unas hormas de madera, llamadas encopias, que permiten una buena conservación del calzado. Hoy día no se ven mucho en las tiendas, pero se pueden adquirir por internet. Hay de hombre y de mujer.
Para el resto del calzado,  una buena cantidad de papel de seda ayuda a que el cuero no se arrugue y marque.
Es importante no ponerlos amontonados, ya que el peso terminará por aplastarlos y deformarlos.
Como hemos visto cada calzado lo podemos guardar de una forma diferente, pero siempre:
1.- Limpiar y ventilar antes de almacenar.
2.- Rellenar con el papel original o papel de seda para que no pierdan la forma.
3.- Ponerlos en su caja o en bolsas con cierre hermético para proteger del polvo y no apilarlos.
Con estos consejos tendremos más sitio para el calzado de temporada mientras los otros están guardados y protegidos para usarlos en perfectas condiciones la próxima temporada.